Volviendo a Ubuntu despues de Mac OS X

Si bien es cierto, durante toda mi vida les he pedido a papá y mamá que me compren un Mac, y no lo han hecho.. Probablemente ahora deba agradecérselo, pues si hubiera tenido un Mac, nunca hubiera tenido que utilizar el asqueroso Windows. Si nunca hubiera usado Windows, no hubiera tenido que buscar algo mejor, como Linux. Si no hubiera instalado Ubuntu en mi computadora de escritorio, nunca me hubiera acostumbrado a utilizar Linux, aprender sobre él, y no me hubiera gustado.

Personalmente, me parece que el cambio de Windows a Linux para un usuario básico puede llegar a ser algo duro. Hace un par de años, lo era mucho más. Admito que me costó llegar a conocer la consola, lo que se podía hacer en ella; aprender a instalar programas y administrar el sistema. Me llevó mucho tiempo hasta que pude decir que ya podía utilizar Linux, pero ahora, me parece que la manera en que lo hace Linux es probablemente la mejor manera de hacer las cosas para un usuario medio-avanzado.

Bueno, el hecho es que siempre quise tener un Mac. Ver y utilizar un Mac por un plazo de tiempo corto era una de esas cosas bonitas que en el fondo deseamos mucho. Después de tanto tiempo buscando drivers, de leer un montón sobre instalar Mac en mi PC de escritorio, conseguí instalarlo y hacerlo funcionar bien. Lo utilicé durante un día entero, instalé un par de programas, navegué, etc. Me pareció bien, pero en poco tiempo empecé a extrañar Ubuntu.

Mac OS X le simplifica las cosas al usuario, y eso es algo bueno, pero no siempre es lo que el usuario quiere. Pensaba que tener que hacer tantas cosas en terminal, dando tantas instrucciones en Linux era fastidioso, pero en realidad eso es lo que me hace sentir geek. Utilizando Mac OS X, todo se hace con sólo un par de clicks e incluso se ve bonito! Pero hay muchas cosas que la interfaz gráfica que Mac crea para ti, no te muestra, que sólo el terminal te muestra. Poniéndolo como un ejemplo, yo sería un obrero. Linux y Mac son dos tractores, de la misma casa, Mac sería el tractor de lujo. Si soy un obrero, al manejar mi tractor, no me interesa que en el tablero haya un medidor de la temperatura del ambiente; que haya un sensor de luz para que en la noche, la propia luz del tablero no me encandile; no necesito una opción que me permita ir en velocidad crucero. No necesito nada de eso! Y a mi parecer, eso es lo que Mac le da al usuario.

Mac OS X Server le ofrece al usuario una interfaz realmente fácil de utilizar, todo se hace con tan solo un par de clicks y tiene botones verdes y rojos, que indican si el servicio está funcionando o no; mientras que Ubuntu Server ni si quiera incorpora por defecto una interfaz gráfica. A mi parecer, se le podrán explotar más los recursos a un server que no gasta nada de sus recursos levantando una interfaz gráfica ni poniéndole animaciones al usuario para que se vea bonito. Mi tractor Linux no tiene botones para velocidad crucero, ni un sensor de luz para no encandilarme él mismo, ni un medidor de temperatura del para saber si esta noche tengo que utilizar dos abrigos. Prefiero que mi tractor Linux me indique datos exactos sobre el funcionamiento de mi motor. Necesito conocer la temperatura del CPU, saber a qué velocidad está andando, no estaría nada mal poder decirle que vaya más lento para ahorrar batería (A propósito, ahora mismo lo estoy haciendo; sacrifico un poco de recursos, pero tengo más batería; no necesito muchos recursos para redactar un post). Eso es lo que yo quiero, y lo que necesito en un computador.

Instalar programas en Mac es algo fácil, e incluso me divertí “arrastrando” aplicaciones a la carpeta de aplicaciones de mi Mac, es algo que mi sobrino de 4 años podría hacer. Mientras que hacerlo en mi Ubuntu puede ser muy, muy complejo como puede ser sencillo. Pero el hacerlo desde un terminal es algo que en realidad disfruto mucho. Eso es lo que me hace sentir geek; el abrir un terminal, ver el fondo negro y las letras blancas y empezar a hacer todo desde ahí me hace sentir geek; yo quiero ser geek, este es mi mundo. Actualmente, si un programa en mi Ubuntu se encuentra en la lista de repositorios, lo único que tengo que hacer es abrir un terminal y decirle “sudo apt-get install <nombre_del_programa>” y lo ejecutaré escribiendo luego en el terminal el nombre del programa. Hasta ahora, cuando alguien me ve hacerlo (por decirle sudo, me convierto en superusuario y me pide contraseña antes de instalar el programa), me dice: “Espera! No estás poniendo la contraseña!” (los sistemas UNIX, por cuestiones de seguridad supongo, no muestran ningún tipo de caracter al tipear una contraseña). Eso es geek, y eso me hace sentirme bien. La simplicidad de instalar programas de esa manera.. Hace años que no buscaba por la web hasta dar con la aplicación que necesito; todo se hace con un apt-get, y eso ¡Es genial!. Son cosas que mi tractor (no de lujo) Linux me da, que Mac OS X no.. Y esa es la razón por la que me encuentro ahora mismo desinstalando Mac OS X de mi computador de escritorio, tras instalar GRUB nuevamente y correr Linux. Linux no tiene nada que pedirle o envidiarle a Mac OS X. Aunque me comprara un Macbook Pro (está dentro de mis planes), le instalaría Ubuntu. Tal vez simplemente no hay nada como el Software Libre.

MaileR: llevando Gmail hasta tu escritorio

MaileR

MaileR es una pequeñas aplicacion de licencia freeware, que nos permite con el servicio webmail favorito desde el escritorio de Mac OS X (actualmente, se integra bien con Leopard). Su motor esta basado en Webkit, al igual que Safari y Radon, anteriormete mencionado.

Ademas, esta aplicacion nos ofrece un pequeño buscador que se conecta a Google para realizar alguna busqueda ocasional y nos permite, mediante unos botones, recargar página y navegar adelante/atrás como si de un navegador completo se tratase. Responde de forma correcta y además es una aplicación francamente rápida.

Visto en | Genbeta

Descarga | MaileR